Un error de ortografía es un error de marketing

Sorprende ver la enorme cantidad de errores de ortografía y gramática que puede encontrarse día a día en los Social Media. Esto no es muy trascendente cuando los comete la gente normal, o cuando se ven -incluso- en blogs de cualquier naturaleza (hasta este mismo). Pero, cuando sucede en los canales oficiales de empresas y marcas, el tema cambia.
Hay decenas de estudios que comprueban que las faltas de ortografía son automáticamente interpretadas como falta de profesionalismo, falta de confianza en la marca, o pura y simple falta de inversión en personal capacitado. Ninguna de estas reacciones es ni remotamente deseable como respuesta a una acción de marketing o comunicación online.

Solo es necesario leer durante un par de horas un muro de Facebook donde se tengan bastantes marcas comunicando, para comenzar a ver los ejemplos de mala escritura. Acentos y puntuación suelen ser los errores más frecuentes. Con una muy equivocada concepción de que escribir sin corrección es algo “cool” o acertadamente informal, se ven miles de mensajes mal escritos, que solo comunican falta de profesionalismo.

En muchos casos, esta dificultad para comunicar correctamente un mensaje escrito ha terminado en notorias crisis de reputación online para conocidísimas empresas (y otras tantas no muy conocidas). En miles de casos de menor importancia, un error de escritura termina en una catarata de comentarios irónicos, críticos, o donde terminan burlándose de la marca o del Community Manager que escribió el mensaje.

Dejar los Social Media en manos de personas que realmente sepan escribir es uno de los factores clave en una buena estrategia de comunicación online.