Archivo de la categoría: Social Media

Un error de ortografía es un error de marketing

Sorprende ver la enorme cantidad de errores de ortografía y gramática que puede encontrarse día a día en los Social Media. Esto no es muy trascendente cuando los comete la gente normal, o cuando se ven -incluso- en blogs de cualquier naturaleza (hasta este mismo). Pero, cuando sucede en los canales oficiales de empresas y marcas, el tema cambia.
Hay decenas de estudios que comprueban que las faltas de ortografía son automáticamente interpretadas como falta de profesionalismo, falta de confianza en la marca, o pura y simple falta de inversión en personal capacitado. Ninguna de estas reacciones es ni remotamente deseable como respuesta a una acción de marketing o comunicación online.

Solo es necesario leer durante un par de horas un muro de Facebook donde se tengan bastantes marcas comunicando, para comenzar a ver los ejemplos de mala escritura. Acentos y puntuación suelen ser los errores más frecuentes. Con una muy equivocada concepción de que escribir sin corrección es algo “cool” o acertadamente informal, se ven miles de mensajes mal escritos, que solo comunican falta de profesionalismo.

En muchos casos, esta dificultad para comunicar correctamente un mensaje escrito ha terminado en notorias crisis de reputación online para conocidísimas empresas (y otras tantas no muy conocidas). En miles de casos de menor importancia, un error de escritura termina en una catarata de comentarios irónicos, críticos, o donde terminan burlándose de la marca o del Community Manager que escribió el mensaje.

Dejar los Social Media en manos de personas que realmente sepan escribir es uno de los factores clave en una buena estrategia de comunicación online.

Más usuarios en Facebook, pero menos jóvenes

La edad promedio del usuario de Facebook está subiendo, a medida que más gente adulta se une a la red, y más adolescentes y pre adolescentes la abandonan (o ni llegan a registrarse en ella).

Hay variados motivos bastante confirmados de por qué está pasando este fenómeno, pero el principal es que un gran porcentaje de los adolescentes no quiere que sus padres participen de la actividad online que tienen junto a sus amigos. La pérdida de privacidad es un factor determinante para que los más jóvenes no se sientan cómodos en Facebook. Y distintas generaciones entienden de diferente manera los códigos de conducta online implícitos, y no es raro ver comentarios “incómodos” en fotografías o actualizaciones de estado.
El uso principal de Facebook, por parte de muchos padres de adolescentes, es ver qué están haciendo sus hijos. Esto, claramente, no invita a los más jóvenes a maximizar el uso de Facebook.

Otra causa importante es la -por ahora- supremacía de WhatsApp como aplicación de comunicación móvil. Facebook, incluso con su nueva aplicación de mensajería, no puede superar a WhatsApp en funcionalidad, facilidad de uso ni base instalada.

El impacto que tiene esta situación en el uso de Facebook como plataforma de marketing es evidente: cuánto más jóvenes sean quienes componen el segmento objetivo de la marca, menos efectivas serán las campañas.

El nuevo SEO es Social

Los Social Media llegaron para quedarse. No hay el más mínimo indicio de que sea una moda pasajera, y el nivel de inversión existente asegurará su futuro: es una profecía autocumplida.

El SEO está cambiando drásticamente en función de lo social. Una recomendación, un Like en Facebook o un retweet están logrando competir fuertemente contra links de una web importante.

Es tan costoso manipular la opinión de miles de personas, que el posicionamiento que se obtiene de lo social es notablemente más genuino que el del SEO tradicional. La opinión de algunos amigos o conocidos puede ser más importante que la posición en la que una marca se encuentre en los resultados de una búsqueda en Google.

El nuevo SEO es social, y Google avanza hacia esa convergencia rápidamente.

Segunda Pantalla

Un fenómeno relativamente nuevo está estableciéndose con fuerza entre buena parte de la población: el uso de una segunda pantalla –normalmente, un smartphone o tablet– mientras se mira televisión. Esta curiosidad tecnológica tiene una importancia enorme en la industria del marketing digital online, puesto que permite toda clase de interacciones en tiempo real, uniendo los contenidos televisivos con un sinfín de posibilidades multimedia.
Twitter es una de las plataformas que más se usa como medio de expresión en tiempo real durante eventos de televisión. Algunas ingeniosas soluciones tecnológicas permiten la publicación de Tweets en la misma pantalla de TV, motivando a que los televidentes interactúen, mediante su teléfono o tablet, con resultados visibles antes miles –o millones– de espectadores.

Una de las posibilidad más notables que pueden aprovecharse con esta uso dual de pantallas es la de proponer juegos de diversa naturaleza, basados en realizar alguna acción mientras se mira un determinado programa de TV. Hay una sinergía muy potente en las combinaciones de ese tipo, porque se unen los conceptos de observación pasiva (TV), interacción (teléfono o tablet) y el poder de la gamificación, que hace posible motivaciones muy superiores que las que un programa de TV normalmente conseguiría.

A medida que esta forma de uso de la segunda pantalla (en breve, la primera) se establece, los contenidos televisivos de cualquier tipo debieran crearse con la idea de las dos pantallas como pilar. Tal como están las cosas hoy, casi cualquier anuncio publicitario de TV se beneficiaría con una llamada a la interacción mediante teléfonos o tablets.

Segunda Pantalla

El mito del click como medida del éxito

Está muy difundido que una de las pruebas más confiables de que la publicidad online funciona son los clicks; incluso gente que sabe mucho está de acuerdo con que los clicks son confiables porque son medibles, mientras que las impresiones (visualizaciones) sin clicks no tienen tanto valor (porque no es fácil comprobar qué pasó después de la exposición al anuncio).
Estoy en desacuerdo. En completo desacuerdo. Excluyendo las muy pocas industrias donde un click pueda realmente acercar a una persona a las propuestas de la marca, los clicks están sobrevalorados. ¿Medibles? Sí. ¿Significantes? No se sabe.

El Display Advertising -con pocos o ningún click- puede ser muy valioso; para muchas industrias, puede ser más valioso que pagar solo por clicks, considerando el costo por acción (CPA).
En millones de casos, el click se logra producto de que la persona fue expuesta a visualizaciones -sin clicks- previamente: ahí sucede el llamado “atributo de último click“, donde la recompensa de la acción lograda se la lleva quien obtuvo ese click, sin importar los pasos previos a ese momento definitivo -ni sus costos: si alguien compró Y, luego de hacer click en X, X fue la causa de compra; una falacia grande como una casa.

No todos necesitan del modelo PPC (Pay Per Click), ni todos necesitan PPV (Pay Per View), pero sí necesitan definir cuál, o qué combinación de ambos será la más efectiva y eficiente. Definitivamente, el PPC no es una garantía automática, pero el PPV ofrece brand awareness, que siempre algún valor tiene.

El marketing online es un sistema complejo, donde las ventas son propiedades emergentes con un difícil -o imposible- rastreo de causa de compra. Muchas veces, no se sabe por qué un cliente compra un producto o servicio, y quizá nunca se sepa. Ante esta realidad, lograr reconocimiento de marca, posicionamiento y apelación a lo aspiracional es algo que vale la pena perseguir; y para ello, el Display Advertising, aunque no pueda medirse en resultados concretos, es una muy buena opción. Si la segmentación es correcta, se puede tener éxito sin clicks que lo comprueben.

Branding con display advertising

¿Por qué invertir en Social Media?

Un cliente me preguntaba -hace un tiempo- por qué invertir dinero en los Social Media, siendo que su marca y producto no parecían tener mucho que obtener de esos canales de comunicación. Le pregunté: ¿para qué invertir en cualquier clase de comunicación que haga más reconocida la marca? Me respondió con un silencio, asintiendo con la cabeza.

Una parte muy significativa de los frutos de comunicar en los Social Media es que se hable de la marca, que se hable de los productos o servicios, y que el reconocimiento de marca sea mayor. Incluso cuando nadie compre en el corto plazo, ir formando una historia de marca, una mínima mitología de marca, mejorará notablemente las posibilidades de obtener nuevos clientes y fidelizar los existentes.
Hoy, los productos y servicios están mayormente comoditizados, compitiendo entre sí por precio, alguna diferencia no muy grande en su propuesta, o por poder de marca. Es la marca lo que hace una diferencia sólida entre las miles de propuestas similares. Que crean en la marca -y en la gente detrás de la marca- es la diferencia fundamental para competir en estas épocas.

¿Y cómo se consolida y eleva una marca? Mediante branding, esa ambivalente variedad de marketing. ¿Y cómo se hace branding? Mediante la comunicación, en buena medida. ¿Y en dónde se comunica? En donde esté la gente que nos interesa, con costos de llegada que podamos afrontar. ¿Y dónde es más probable que se encuentre ese lugar? En los Social Media.

Invertir en Social Media

La visibilidad de las Ads en los Mensajes de Facebook

El Display Advertising en Facebook es un tema delicado en la industria del marketing online. Muchos creen que es poco eficiente, y con un CTR bajo; otros, lo ven como una excelente alternativa a Google, y con un costo muy inferior. Dependiendo de muchos factores, cualquiera de las dos visiones puede estar en lo correcto.
Sin embargo, donde no puede negarse la llegada, impacto y eficacia de las Facebook Ads es durante el uso de los Mensajes de Facebook. Millones de personas los usan como chat online, ya que es bastante superior a la opción integrada de chat, sobre todo para llevar a cabo conversaciones largas e intercambio de archivos o imágenes. Y, mientras cada parte espera que la otra responda, lo único que hay para hacer es mirar las Facebook Ads del lateral derecho de la pantalla. Ese puntual detalle, tiene una importancia capital en la performance que puede lograrse con las Ads. La atención que las personan brindan a esas Ads mientras esperan que ingrese un nuevo mensaje va de mediana a muy alta; sin dudas, muy superior a la atención que se le brinda a buena parte del display advertising de otros sitios. La clave está en el nivel de concentración que requiere llevar a cabo una conversación escrita, que no decae durante el período intermensajes, y que se redirige a la única otra cosa dinámica de la pantalla: las Ads. Y, como se está prestando atención a la conversación en curso, la resistencia al ingreso de información visual es baja, lo que hace muy efectivas a las Ads que se muestren durante esos períodos.
Cualquier marca que quiera lograr un posicionamiento rápido debería tener muy en cuenta el Display Advertising posible con Facebook Ads.

Facebook Messages

 

El futuro es táctil

Con la llegada del Google Chromebook Pixel, se ha terminado de definir el curso que seguirá la industria: pantallas táctiles para todos los dispositivos en los que sea posible incorporarlas.

La tendencia ya era muy clara, desde que el iPad dominó el segmento de las tablets, y los smartphones fueron creciendo de tamaño. Pero, faltaba algo que reforzara de manera categórica la incursión de lo táctil -como primera opción de interfaz- en la computación tradicional, y eso no lo hizo Microsoft con Windows 8, sino Google con su Chromebook Pixel. A diferencia de las computadoras con Windows 8, el Chromebook solo puede comprarse en una única configuración de interfaz, y todas las posibilidades de interacción con las aplicaciones están diseñadas desde cero para usarse táctilmente. Esto es el comienzo del cambio global hacia las interfaces táctiles en el mundo de las computadoras personales.

¿Qué impacto y cambios arrastrará este nuevo paradigma de interfaz en la industria del marketing online? En el corto plazo, casi ninguno. Pero, en el mediano y largo plazo, muchísimos, ya que la publicidad y el marketing deberán crearse para ser tocados, explorados con los dedos, cambiados de lugar, y siguiendo la línea actual de diseño del skeumorfismo.

Y, con el aumento en las tecnologías de display 3D, el marketing deberá lograr la inmersión visual del usuario, además de responder a ilusiones y percepciones hápticas y responder a comandos de voz. Mucho de lo que hoy está apareciendo en aplicaciones y juegos, será parte fundamental del diseño de la publicidad y marketing online.

Además, el Chromebook Pixel es el empuje definitivo hacia la apuesta del cloud computing, pero eso es tema para otro post.

PentaPost 39

Social, Local y Móvil (SoLoMo)

Estamos transitando los primeros años de la verdadera unión entre lo social, lo local y lo móvil, razonablemente unificado por los smartphones y sus sistemas operativos y aplicaciones.

El marketing, sitios web y aplicaciones que hoy no funcionan bien en un teléfono, tienen los días contados; si no tienen en cuenta la ubicación geográfica del usuario, pierden utilidad de forma notable; y si ignoran las posibilidades de conexión social, están destinados a un futuro incierto.

A medida que mucha actividad diaria de la gente se centraliza en sus dispositivos móviles, lo que logre buena sintonía con este modelo de comportamiento, tendrá garantizado un lugar entre las elecciones de las personas. El marketing de “estar”, debe evolucionar al de “servir” y, para lograrlo, tiene que volverse relevante en estos 3 factores decisivos.

SoLoMo

El branding y el fin del anonimato en Internet

Los grandes jugadores de la Internet avanzan hacia transformar lo anónimo en irrelevante.
Google, con su “AuthorRank”, o Amazon, con su “Amazon Verified Purchase”, están logrando que la relevancia de la información online dependa de la identificabilidad y reconocimiento público de su autor. Con esto, el anonimato implica un descenso -quizá muy notable- en el valor y aceptación de lo que se publique online.
El resultado de esta tendencia global es el fuerte resurgimiento del branding, tanto personal como comercial. En Internet, nuestros nombres y apellidos son marcas, y lo que digamos será calificado por nuestro historial de actividad, por nuestra fama, por si tenemos una cuenta verificada de email, por si tenemos una cuenta que luzca real en Facebook, por si existimos en Twitter, por si tenemos participación en foros, etc.

El branding online, como concepto, está yendo hacia una convergencia donde las marcas y las personas son algo muy parecido: las marcas tratan de lucir más humanas, y las personas tratan de tener un reconocimiento similar al de una marca.

Anonimato